Quiero recibir el boletín

Estudiar en el extranjero

¿Cómo es la vida de estudiante foráneo?, AQUÍ te damos algunas ideas.

investigación en Estados Unidos

Usualmente la vida del estudiante se relaciona con tranquilidad, apoyo familiar, fiesta y parranda y mucho trasnocho. La cosa es que, al vivir esa experiencia en otro país, las cosas cambian totalmente. Te damos una lista de lo que significa vivir en un país extranjero como estudiante. ¡Toma nota!

¿Cómo es la vida de estudiante foráneo?

  1. Es muy probable que no puedas trabajar.

    Puede que te hayas ido a estudiar en el exterior con una beca o con tus ahorros. De cualquier manera, tu visa será estudiantil. Y puede que no puedas trabajar. O, en su defecto, puedas hacerlo no más de 4 horas diarias. Eso significa que vas a estar con el dinero justo. Si estás en USA o Europa, los costos aumentan. Pero, tranquilo, tendrás casa y comida que es lo importante.

  2. Las actividades culturales y de diversión pueden ser costosas.

    Muchos países tienen impuestos de cultura muy altos. Puede que luego de pagar la casa, las compras de comida de la semana, etc, te queden unas pocas monedas. Pero, afortunadamente, hay muchas actividades gratis: conciertos, servicios culturales de la biblioteca, paseos organizados por organizaciones artísticas, entre otros. Tu mejor amigo en este caso será internet: busca y encontrarás.

  3. Serás el eterno turista.

    Estar en un país extraño, aunque sea por unos meses, se siente como una vacación. Una ciudad no se conoce completa a menos que vivas en ella. Y para eso debe pasar mucho tiempo. Eso significa que caminarás por muchas calles que serán espfarmacia.com nuevas para ti. Y esos descubrimientos son una delicia.

  4. Fiesta, fiesta, fiesta.

    Vas a pasarla bien. Eso no cabe duda. Puede que te quedes con poquito dinero pero, siempre, hay maneras de pasarla bien barato. No importa donde estés. Como andarás con tus compañeros de estudio, ellos andarán en la misma onda y se inventarán lo que sea para irse de fiesta y pasarla genial hasta que amanezca.

  5. La casa.

    La familia siempre nos ha dado la mano. Si necesitamos estudiar toda la noche quizás mamá nos ayude preparando la cena. Tal vez nuestra hermana nos dé una mano con esa lavadora pendiente. Y así va. Pues resulta que estudiando afuera no tendremos a nadie que nos ayude con esas tareas. La casa se vuelve un personaje grande y no se puede dejar a un lado. Hay que limpiar, hacer la compra, acomodarla, ir a pagar los gastos de la casa, etc.

  6. Será la experiencia de tu vida.

    Puede que pases ocho meses, dos años o te quedes a vivir en el país. Cualquiera que sea tu destino, te va a cambiar la vida. Ese período será recordado como el mejor de la vida porque te enseñará, a nivel flash, a vivir. Disfrutarás como nunca. Hablarás con extraños y se te olvidará al día siguiente. Vivirás el día a día y eso no tiene precio.  Ser estudiante foráneo vale la pena.

Disfrútalo.

Finalmente, si te gustó este artículo, ve a la sección “ vivir en el extranjero”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies