Blog para estudiantes

Por qué hacer prácticas profesionales, por qué es importante.

Prácticas profesionales en Silicon Valley

Cuando estás terminando tu carrera has aprendido un montón. Sabes, fundamentalmente, toda la historia de lo que más te apasiona en esta vida. Y es el momento de ponerlo en práctica.  La mejor manera de hacerlo es: trabajando.

La cuestión es que, aún para personas con título y experiencia, no es tan sencillo conseguir trabajo. Imagina nada más lo que significa conseguir empleo para alguien que está saliendo apenas de la universidad.

Puedes empezar preguntando a tus profesores, otros compañeros o con tus mismos familiares. Sin duda, ellos conocerán de alguna empresa que te quiera como parte de su personal.

Porque hacer prácticas profesionales es importante, aquí algunas razones para que salgas, ya mismo, a buscarlas.

1. Porque necesitas experiencia para entrar en el mundo laboral.

No te vamos a mentir. El mundo es una selva, con todo lo bueno y todo lo malo que ello significa. Afuera debemos ser unas fieras para conseguir empleo, hacer negocios, aprender. Eso no se consigue de la noche a la mañana. Cuando sales a buscar trabajo, cualquiera que sea tu área, te piden, como mínimo, tres años de experiencia.

Y ¿cómo sacas ese tiempo si apenas acabas de salir de la universidad? Lo ideal es que consigas una actividad medio tiempo mientras sigues estudiando. De esta forma, podrás acumular experiencia sin necesidad de salirte de tus responsabilidades académicas.

2. Para hacer contactos.

Una vez que estés en el medio laboral, guarda contactos, correos, teléfonos. Te funcionarán en el futuro. Quizás no inmediato, pero sí que te servirán.

Por ejemplo, si al hacer tu práctica conoces a una diseñadora muy buena, respetuosa, efectiva, puedes recomendarla para otros trabajos o proyectos. O, quién sabe, si te independizas y haces un negocio propio, puedes llamarla a ella para que te ayude.

3. Para mantener tu trabajo impecable.

Todos tus compañeros y jefes están viendo tu trabajo, todo el tiempo. Sí incluso aunque seas el becario. Sobre todo, están viendo cómo te comportas.

A veces, puede que no sepas exactamente cómo hacer determinada tarea, pero si aprendes con humildad, empeño, curiosidad, no tengas duda que tus coordinadores, te amarán.

4. Porque necesitarás recomendaciones.

El punto de aquí arriba, te lleva a este. Si convences al equipo, no dudes en que te recomendarán, incluso si al final de las prácticas no te contratan ¡No te desanimes!  Con certeza, te llamarán a otros proyectos a medida que vayas creciendo. O, en todo caso, te recomendarán.

5. Para moldear tu perfil.

Más que conocer tu ámbito laboral, podrás hacer que tu personalidad se defina en la calle. No es fácil salir al mundo y ganar dinero. Pero sí que puedes hacerte un nombre profesionalmente. Y, sobre todo, que se hable bien de ti. Una oficina es un sitio donde pasarás muchísimo tiempo de tu vida y debes ser formal, respetuoso y colaborador. Y estas son experiencias que no se aprenden de la nada.

6. Porque es una oportunidad para ir al extranjero.

Organismos internacionales como la ONU, Unicef, la UNESCO, etc  y también empresas prestigiosas, buscan jóvenes talentos. No tengas miedo, intenta postular a alguna de ellas. Además muchas suelen ser en el extranjero y son remuneradas.

7. Para conseguir una beca.

Así es, no todos los programas, pero algunos, solicitarán que hables de tus prácticas profesionales y si tienes además recomendaciones, será un punto a tu favor.

¿No sabes por dónde empezar a buscar? Mira nuestra sección con oportunidades de prácticas profesionales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies